Compensación Garantizada, un beneficio ¿solo para trabajadores activos?